lunes, 28 de mayo de 2007

Agradecimiento

Con permiso de Ana Pérez (http://elalmadisponible.blogspot.com), transcribo un poema de la poetisa polaca Wislawa Szymborska (premio Nobel 1996) que conocí gracias a ella y su blog y que me encanta y que, como a ella, me produce un efecto balsámico.

AGRADECIMIENTO

Debo mucho
a quienes no amo.

El alivio con que acepto
que son más queridos por otro.

La alegría de no ser yo
el lobo de sus ovejas.

Estoy en paz con ellos
y en libertad con ellos,
y eso el amor ni puede darlo
ni sabe tomarlo.

No los espero
en un ir y venir de la ventana a la puerta.
Paciente
casi como un reloj de sol
entiendo
lo que el amor no entiende;
perdono
lo que el amor jamás perdonaría.

Desde el encuentro hasta la carta
no pasa una eternidad,
sino simplemente unos días o semanas.

Los viajes con ellos siempre son un éxito,
los conciertos son escuchados,
las catedrales visitadas,
los paisajes nítidos.

Y cuando nos separan
lejanos países
son países
bien conocidos en los mapas.

Es gracias a ellos
que yo vivo en tres dimensiones,
en un espacio no-lírico y no-retórico,
con un horizonte real por lo móvil.

Ni siquiera imaginan
cuánto hay en sus manos vacías.

"No les debo nada",
diría el amor
sobre este tema abierto.


De "El gran número" 1976 Versión de Abel A. Murcia

6 comentarios:

antonio dijo...

Todo sale bien cuando no hay compromiso, ni presión, ni objetivos. Todo fluye según su curso natural, cual agua de riachuelo, sin esperar nada a cabio, sin preocuparse por el final. La libertad para con quien no se ama tiene un sabor especial.
Aunque no sé que siginifica:PETONETS

Pescador dijo...

Carlota, recorri tu playa cargada de escrituras y saboree tus palabras humeantes de poesía, gracias por visitar mi blog, espero seguir visitando tus aguas y he marcado mis cartas de navegación con tu posición.
Un abrazo del pacífico de este hijo de mar

carlota dijo...

Por eso es balsámico y reconfortante, Antonio.
Petonets son besos en catalán. También te envío unos cuantos.

carlota dijo...

Siempre bienvenido a esta tu casa, pescador. Y gracias por dejar tu huella.
Luego visito tu casa.
Un abrazo.

ynarud dijo...

Sí ya había tenido el placer de leerla… y es fantásticamente verdad.

;););)

carlota dijo...

Acostarse cada noche sin deberle nada a nadie...
Un beso, Ynarud